SOCIAL MEDIA MANAGER O COMMUNITY MANAGER, ¿QUE NECESITA MI EMPRESA?

Un Social Media Manager planifica la estrategia de “marketing digital”, el Community Manager la ejecuta. Sin embargo, la mayoría de las empresas por lo general confunden ambas funciones y el profesional popularmente conocido como Community Manager termina acaparando todas las tareas relacionadas con las redes sociales.
Pero el Social Media Manager existe y su perfil dista bastante del de un Community Manager al igual que las funciones que debe desarrollar.

Así que… ¿Qué es un Social Media Manager?diferencia-community-social-media

El Social Media Manager es el profesional encargado de dotar a los medios sociales de un enfoque empresarial y estratégico. En otras palabras, este perfil
prepara y planifica la estrategia que posteriormente el Community Manager ejecutará en las distintas campañas en medios y redes sociales.

Sus funciones y tareas dentro de la empresa.

El Social Media Manager es la figura encargada de preparar la estrategia que nuestra marca va a seguir en los medios sociales.
Para poder ejecutar una estrategia innovadora el Social Media Manager debe seguir las últimas tendencias del sector y estar familiarizado con las principales herramientas de monitorización y sus actualizaciones.
Pero sus tareas no están limitadas a la propia empresa. Este profesional debe ser capaz de medir la evolución de la competencia y de los principales clientes. En otras palabras: debe controlar la evolución del mercado.
Además será el encargado de marcar los indicadores que cuantificarán el éxito (o fracaso) de las acciones.

Los objetivos sociales de una organización no son estáticos, evolucionan conforme cambian las necesidades de la empresa. El Social Media Manager debe adecuar los objetivos y la estrategia a las nuevas necesidades e informar al Community Manager de los cambios.
Este perfil es el encargado de analizar e interpretar los datos proporcionados por el Community Manager, extraer conclusiones y decidir qué es lo está funcionando, qué es lo que no lo está haciendo y proponer soluciones.
Por otro lado, este profesional es el responsable de preparar el plan a seguir en caso de presentarse una crisis de reputación online. No olvidemos que estas situaciones asedian nuestra imagen de marca y que es imprescindible atajarlas al principio antes de que generen problemas mayores. No todas las crisis son iguales y el Social Media Manager será el encargado de preparar un plan de respuesta para cada situación concreta: clientes insatisfechos con motivo, trolls, un producto defectuoso, un error en una campaña de comunicación, un comentario inapropiado de la empresa en un medio de comunicación etcétera.
Llegada la crisis será el Community Manager quien ejecute el respectivo plan de contingencia. Sin embargo, el Social Media Manager será el que lidere la situación tomando las correspondientes decisiones.
No olvidemos que se trata del máximo responsable de las redes sociales de la organización. Por tanto, debe controlar, supervisar y coordinar las acciones de todo su equipo para que se adecuen siempre al plan propuesto.

¿Cómo debería ser el Social Media Manager perfecto?

Frente al perfil comunicativo del Community Manager en el Social Media Manager son preferibles habilidades estratégicas que le permitan preparar la mejor estrategia para cada campaña.
Sin embargo, a nivel interno sí que se requieren ciertas habilidades comunicativas: el Social Media Manager debe ser capaz de transmitir a su equipo las decisiones tomadas y las acciones a realizar por cada miembro del equipo.
Además debe poseer capacidad de análisis: de entre todos los datos que le presente el Community Manager debe extraer conclusiones y adecuar las futuras acciones a los resultados actuales.
También debe conocer cómo funciona el sector de la empresa (y la propia empresa) en los medios sociales. En este sentido debe decidir cuáles son las mejores horas para promocionar los distintos contenidos basándose en el número de votos, de interacciones y, por supuesto, el número de conversiones conseguidas.
Este profesional debe saber trabajar bajo presión y ser capaz de tomar decisiones. Solo así podrá desenvolverse adecuadamente en una crisis de reputación online.
Por otro lado, tiene que mantener sus conocimientos actualizados. Para ello, leer blogs sobre la temática, observar lo que hace la competencia, probar herramientas nuevas etcétera es esencial para lanzar una estrategia innovadora.
Para esto se necesita en cierta medida una mente abierta al cambio. El Social Media Manager no puede acomodarse, tiene que probar constantemente nuevas herramientas y corregir aquellos aspectos que no han funcionado.
Y, finalmente, el Social Media Manager es un perfil que no entiende de horarios. Las crisis de reputación pueden surgir en cualquier momento y este profesional debe estar siempre alerta para atajarlas. Por ello, este profesional debe estar dispuesto a abordar un problema tan pronto como se presente para solucionarlo cuanto antes
En definitiva, para ser un Social Media Manager no es suficiente con saber manejar las principales redes sociales, es necesario conocer las principales técnicas para garantizar que nuestras acciones alcanzan el máximo rendimiento.

CONCLUSIONES

El Social Media Manager es un perfil que no entiende de horarios.

El Social Media Manager no puede acomodarse.

El Social Media Manager debe ser capaz de transmitir a su equipo las decisiones tomadas y las acciones a realizar por cada miembro del equipo.

error: El contenido esta protegido!!

Pin It on Pinterest

/* SUBMENU NO DESPLEGABLE EN MOVILES*/